Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Mar Ago 30, 2011 7:22 pm.

GABY, CHICLES DE CANELA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

GABY, CHICLES DE CANELA

Mensaje por PROF. MIGUEL ANGEL TAMAYO el Jue Abr 19, 2012 7:18 pm


Kipatla 012. Gaby, chicles de canela


Se enfoca a la discriminación que sufren niñas y niños por parte de sus padres, lo que implica negación de sus derechos -como el derecho a estudiar- consagrados en la Convención de los Derechos de los Niños de Naciones Unidas, especificados en 54 artículos.


Transcripción
Voz Femenina- Su atención por favor, autotransportes cometa anuncia su salida con destino a Tejitla, Huijilapa, Kayauco, Ihualulco, Iquitlan, San Andrés de los Justos y Kipatla.
Presentador- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y Radio Universidad Veracruzana presentan:
[Música de banda]

Presentador- Kipatla, para tratarnos igual.
[Música de banda]

Presentador-
Hoy con el cuento: Gaby, cero recreo.

Maestra- Higareda López Fernando.
Fernando- Presente.
Maestra- Ibarra Nieto Karina.
Karina- Presente.
Maestra- Iniesta Álvarez Martín.
Martín- Presente.

Gaby- Si yo fuera a la escuela me dirían: Delgado Hernández Gabriela.
Cuando pasan lista en las escuelas dicen los nombres al final y los apellidos antes, quién sabe por qué. Yo tendría que contestar presente como he oído que le hacen los demás niños, pero yo no voy a la escuela, mi papá no me deja, dice que tengo que vender para ayudarlo con los gastos porque él casi nunca tiene trabajo, todos los días se la pasa buscando pero nunca encuentra. Yo vendo por varias calles y también en las escuelas a la hora de la salida, a la primaria Rigoberta Menchú Tum a veces me voy antes de que salgan porque me gusta asomarme a la ventana del salón que da a la calle, veo las clases y me imagino que estoy sentada en mi mesa banco ahí adentro del salón. Algunos niños de quinto se han hecho mis amigos, me compran y platican conmigo cuando salen de clases, ya me sé los nombres de varios, está Juan Luis, Matías, Cristina, Asha, varios, cuando les dejaron hacer un trabajo sobre los derechos de los niños algunos de ellos hicieron el trabajo sobre mí.

[Aplausos]

Profe Jacinto- Muy bien Juan Luis, ¿se fijaron cómo su manera creativa de hacer el trabajo fue en una canción sobre el derecho que tiene Gaby de ir a la escuela aunque su papá no la deje?
A ver Cristina.

Cristina- Yo hice un cuadro con semillas, también es de Gaby, aquí está con su cajón de dulces vendiendo y aquí dice: los niños tenemos derechos, los grandes nos deben de respetar.
Profe Jacinto- ¡Muy bien Cristina, te quedó lindo? Me llama la atención que muchos hayan tomado el caso de esta misma niña Gaby.
Matías- ¡Profesor! Profe Jacinto, yo hice una caricatura.
Profe Jacinto- ¡Qué bien Matías! ¿De quién o de qué?

Matías- Mire aquí está el papá de Gaby que lo pinté como un monstruo con siete cabezas y veinte manos, todas moviéndose en el aire porque… ¿sabía que le pega a Gaby cuando no vende muchos dulces?
Profe Jacinto- Pero ¿cómo? ¿Estás seguro Matías?
Cristina- Dice Gaby que cada vez cuando le dice que la deje ir a la escuela, él le pega, según él para que se le quite la idea de la cabeza.
[Música]

Gaby- A la salida Cristina, Matías y Juan Luis me enseñaron sus trabajos y me sentí contenta de saber que estaban preocupados por mí, lo que no me gustó tanto fue que el profesor también se hubiera preocupado porque en la noche fue a hablar con mi papá.
Profe Jacinto- Como le digo señor, su hija tiene derecho a ir a la escuela, con todo respeto le pido que la inscriba para que pueda tomar clases con los demás niños, ¡piénselo! Va a estar mejor preparada cuando sea grande, va a desarrollarse mejor y va a ser más feliz.
Papá Gaby- Mire profesorcito, yo soy el padre de la niña y yo soy aquí el que decide cómo se va a educar, no necesita ir a la escuela para crecer ni nada de eso que usted dice, puede muy bien ganarse la vida trabajando.
Profe Jacinto- Sí sí ya sé que el que decide es usted, solo le pido que lo piense, que la niña tiene derechos.
Papá Gaby- ¡No se meta en lo que no le importa! Yo educo a mi hija como mejor me parezca y usted se me larga de aquí en este instante.
Profe Jacinto- Sí sí ya me voy, solo le pido que después piense con calma.

Gaby- Me fue peor, en cuanto el profesor se fue mi papá se puso a corretearme por el cuarto.
Papá Gaby- A ver tú ¿para qué andas de chismosa? ¡Para que aprendas a contarle a la gente las cosas! ¡Buena para nada! ¡Yo no tengo por qué estar aguantando tus payasadas! Ahora sí olvídate de estudiar ¡nunca vas a estudiar! ¿Me oíste?
[Música]

Gaby- Al otro día fui a vender a la escuela pero me sentía más triste que nunca, casi no podía aguantarme las ganas de llorar.
Profe Jacinto- Hola
Gaby- Hola profesor ¿qué le doy?

Profe Jacinto- A ver dame… una palanqueta.
Gaby- Sí, aquí tiene.

Profe Jacinto- Oye y… ¿qué te pasó en la cara?
Gaby- Ay nada.
Profe Jacinto- Ayer que me fui de tu casa no lo tenías, no me digas que tu papá te hizo eso.
Gaby- Bueno sí pero… es que lo hice enojar con todo esto de la escuela, además ya casi no me duele.
Profe Jacinto- No importa si lo hiciste enojar o no, los papás deben proteger a sus hijos no hacerles daño ¿te lo puedo tocar?
Gaby- Sí.

Profe Jacinto- A ver.

Gaby- Ouch.
Profe Jacinto- Esto se te puede poner peor Gaby, déjame llevarte a la clínica para que te curen.
Gaby- ¿Y si me viene a buscar mi papá?
Profe Jacinto- ¿A qué hora viene?
Gaby- No sé, como a las tres.
Profe Jacinto- Nos da tiempo, la clínica está cerquita ¿qué dices? ¿Vamos?
Gaby- Pues la verdad sí porque me duele bastante.
Profe Jacinto- Vamos pues, tráete tus cosas
[Música]

Gaby- El profesor me llevó a la clínica con una doctora que se llama la doctora Ibáñez, me curó y se portó muy buena gente conmigo, entre los dos me convencieron para que fuera a la presidencia municipal a levantar un acta, yo la verdad no quería me daba miedo, pero una cosa que me dijo el profe me hizo pensar.
Profe Jacinto- Miedo vas a tener siempre si sigues así, vas a vivir con miedo mientras no le enseñes a tu papá a que aprenda a respetarte.
Gaby- Al fin decidí que sí iba, ellos me acompañaron y levantamos el acta en la presidencia. A los pocos días el presidente municipal llamó a mi papá y lo regañó durísimo, le dijo que era su obligación llevarme a la escuela, le dijo que el estado debe proteger a los niños si sus papás no lo hacen y que si seguía así me iba a tener que separar de él y llevarme a vivir a otro lado, ya sé lo que mi papá le contestó, seguro les dijo de nuevo, que él educaba a su hija como quisiera y que no se metieran donde no les importaba, yo me hubiera muerto de terror al pensar que iba a llegar mi papá a la casa así tan enojado de vuelta, pero esta vez no estaba tan asustada pues no estaba sola.
Papá Gaby-
¿Dónde estás Gabriela? ¡Chismosa! ¿Cómo te atreves a levantar un acta? ¿Dónde estás escuincla? ¡Ven acá que ahora sí vas a saber lo que es no tener derecho a nada inútil! ¡No te escondas! ¿Por qué tienes las luces apagadas? ¿Qué es esto?¿Qué hace toda esta gente aquí Gabriela?

Gaby- Son mis amigos papá.

Papá Gaby- ¡Pues que se vayan!

Matías- No podemos señor.
Papá Gaby- ¿Se puede saber por qué?
Juan Luis- Es que no queremos dejar sola a Gaby y queremos que la deje ir a la escuela.
Cristina- Y también que no la lastime
Papá Gaby- Pues si no quieren que los lastime a todos, se me van yendo por donde entraron que aquí no están invitados ¡fuera de aquí metiches!
Matías- Vámonos.

Cristina- Vámonos de aquí Gaby, aquí tenemos tus cosas.
Papá Gaby- ¿Cómo de que vámonos Gaby? ¡Nada de eso!

Juan Luis- ¡Córrele vámonos!
Papá Gaby- ¿A dónde crees que vas?
[Música]

Gaby- Salí corriendo con todo el salón de quinto, mi papá se quedó solo y a mí me llevó Cristina a dormir a su casa esa noche, claro que casi no podía dormir por el miedo, no podía dejar de pensar en lo que podría pasar al día siguiente si mi papá me encontraba.
Al otro día mi papá averiguó que yo estaba en la escuela como todos los niños, el profesor Jacinto me había dejado quedarme en su salón. Cuando mi papá tocó la puerta del salón buscándome el profe salió a la calle a hablar con él.

Profe Jacinto- ¿Qué ha pensado señor?
Papá Gaby- Que quiero que me entregue a mi hija, eso es lo que he pensado ¿quién se cree usted que es para tenerlas ahí sin poder regresar a su casa?
Profe Jacinto- ¿Y usted se cree que tiene derecho a dejarla sin escuela y a tenerla viviendo muerta de miedo? Filmaron lo de anoche en una video, es evidencia suficiente para que el estado no deje volver a su hija con usted, así que mejor piénselo.
Gaby- El profesor Jacinto no lo dejó verme esa mañana, otra vez me quedé en casa de Cris, pero al otro día volvió mi papá a la escuela, el profe bajó a hablar con él, después regresó al salón y me dijo:
Profe Jacinto- Gaby, tu papá te quiere ver ¿quieres verlo tú?
Gaby- Sí profe pero ¿me acompaña?
Profe Jacinto- Sí claro ¡vamos!
Gaby- Cuando vi a mi papá me di cuenta de que tenía unos papeles en la mano ¡eran los papeles para inscribirme a la escuela! Me volteé a ver al profe y él me cerró un ojo ¡por fin iba yo a volver a estudiar!
El primer trabajo que hice fue sobre el derecho de los niños, hice una maqueta con puros dulces de los que ya no iba a vender.

[Música]

Presentador- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y Radio Universidad Veracruzana presentaron:
[Música]

Kipatla, para tratarnos igual.
Participamos en este programa




PROF. MIGUEL ANGEL TAMAYO



Masculino Mensajes: 55
Localización: HERMOSILLO

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.